Home > > Revisión de archivos

Revisión de archivos

En SelfPrinting se realizan dos sistemas de verificación de los archivos: Básico y Profesional.

Básico

Se realiza una revisión automática y gratuita del archivo suministrado por el usuario en las siguientes características:

- Control de las medidas correctas
- Control de fuentes incorporadas.
- Control de fuentes y conversión a trazados.
- Conversión de colores Pantone o RGB a un perfil estándar para la impresión.
- Control de la equivalencia del número de páginas del archivo con las del presupuesto.

 

Todo archivo suministrado por el usuario estará sujeto al chequeo de datos básico, reservándose Self Printing el derecho a cancelar el pedido en aquellos casos en que considere que el resultado final, por razones técnicas o de producción pueda corresponder con el clausulado contractual de las características técnicas del pedido.



Profesional

Además de todo lo comprendido en el sistema básico, el chequeo de datos profesional supone una revisión extra por parte de SelfPrinting de los archivos suministrados por el usuario. Se trata de una opción que implica un coste añadido, detallado claramente en el configurador de presupuesto. Un profesional de SelfPrinting se encargará de revisar las siguientes características del archivo subido por el usuario:

- Control de resolución (no inferior a 70 dpi)
- Control del blanco en sobreimpresión y corrección del mismo.
- Control de los margenes de seguridad.
- Control de la distancia del borde de corte de los elementos gráficos.
- Control de la orientación frente y reverso.

 

En el plazo máximo de un día laboral ( 24 horas) se emitirá un informe que derivará en la validación del archivo para ser impreso o en la necesidad de rectificación por parte del usuario, afectando al plazo de entrega. La revisión profesional de archivos que ofrece SelfPrinting no incluye y, por tanto, no se responsabiliza de: ortografía, sintaxis, líneas de corte o hendido, omisión de fotografías o imágenes, sobreimpresión y/o transparencias. 

 

 


Selfprinting